Ir al contenido principal

Prolapso de órganos pélvicos: Síntomas y tratamientos

El prolapso de órganos pélvicos (POP) es común en muchas mujeres. La buena noticia es que hay maneras de tratarlo, pero primero averigüemos qué significa.  El piso pélvico es un grupo de músculos que forman una especie de “hamaca” a través de la abertura pélvica que mantiene los músculos pélvicos en su lugar. Cuando esta hamaca se debilita, se estira o se rasga, los órganos pélvicos pueden deslizarse fuera de lugar y crear bultos en la vagina. Esto es el POP. Hay varios tipos diferentes de prolapso: de útero, cúpula vaginal, vejiga, rectal, intestino delgado y uretral.

Hay muchas opciones no quirúrgicas que puedes probar. Si tus síntomas son leves, tu médico puede acordar vigilar y esperar. También puedes intentar hacer ejercicios Kegel todos los días para ayudar a fortalecer los músculos del piso pélvico. Lo bueno de los ejercicios Kegel es que puedes hacerlo en casi cualquier lugar, y nadie lo sabrá. Si tienes sobrepeso, fumas o sufres de estreñimiento crónico, tu proveedor de atención médica puede recomendarte algunos cambios en tu estilo de vida. Y también puedes probar un pesario vaginal, el cual es un dispositivo pequeño que se inserta en la vagina para dar soporte a cualquier problema de abultamiento. 

Si has probado opciones no quirúrgicas sin éxito, tu médico puede explorar algunas de las opciones quirúrgicas menos invasivas, que son las siguientes:

Suspensión de ligamento uterosacro – Esto se realiza a través de la vagina utilizando tus propios tejidos. Si tienes problemas de incontinencia urinaria, se puede realizar un procedimiento para prevenirla simultáneamente.

Fijación sacroespinosa – Este procedimiento también se realiza a través de la vagina. Las puntadas se colocan en un ligamento fuerte en la pelvis (el ligamento sacroespinoso) y luego en el cuello uterino y la cúpula vaginal. Eventualmente, estas puntadas son reemplazadas por tejido cicatricial, que luego sostiene la vagina o el útero. Esto a menudo se combina con una histerectomía vaginal y/u otros prolapsos o incontinencia urinaria de esfuerzo.

Colporrafia – También se realiza a través de la vagina, este procedimiento repara la vejiga o el prolapso rectal al reforzar o reparar tus propios tejidos.

Sacrocolpopexia – Esto implica fijar la cúpula vaginal al sacro mediante el uso de una malla quirúrgica. Esto se puede hacer laparoscópicamente, utilizando un sistema asistido por robot o mediante cirugía abdominal abierta. 

Debes saber que no estás sola. De hecho, aproximadamente un tercio de todas las mujeres se verán afectadas por el prolapso o condiciones similares en su vida. Y no tengas miedo de ser completamente abierta con tu médico acerca de tus síntomas. Es importante que tenga todos los datos para darte un diagnóstico preciso, con el fin de avanzar con un plan de tratamiento eficaz.
 

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?