Ir al contenido principal

Siete señales de que puedes tener diabetes

Man standing on scaleLos datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) dicen que de los aproximadamente 30.3 millones de estadounidenses que viven con diabetes tipo 2, 7.2 millones, o uno de cada cuatro adultos que viven con la enfermedad ni siquiera saben que la padecen. Es un número sorprendente de personas que no están cuidando sus síntomas y previniendo más daños, simplemente porque no lo saben.

Hay algunos signos obvios (y no tan obvios), así que si crees que puedes estar en riesgo, habla con tu médico. Puedes ayudar a evaluar tus posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2 solicitando una prueba de A1C a tu médico. Un examen A1C es un examen de sangre que refleja tus niveles promedio de glucosa en sangre en los últimos tres meses.

Obtén información sobre los antecedentes de salud de tu familia, ya que tu genética también puede influir en tu riesgo de diabetes. Algunos factores de riesgo incluyen:

  • Obesidad
  • 45 años o más
  • Antecedentes familiares de diabetes
  • Afroamericano, nativo de Alaska, indígena americano, asiático americano, hispano/latino, nativo de Hawaii o de las islas del Pacífico
  • Estilo de vida sedentario
  • Antecedentes de cardiopatía o accidente cerebrovascular
  • Depresión
  • Tienes síndrome de ovario poliquístico, también llamado PCOS, por sus siglas en inglés

Si crees que puedes ser uno de los 7.2 millones de adultos que tiene diabetes y no lo sabe, necesitas conocer las señales.

Siete señales de que podrías tener diabetes

  1. Micción excesiva

    Cuando hay exceso de glucosa presente en la sangre, como con la diabetes tipo 2, los riñones reaccionan expulsándola de la sangre y llevándola a la orina. Las personas con diabetes tipo 2 también tienen el doble de probabilidades de contraer una infección urinaria que las personas sin la enfermedad, y el riesgo es mayor en las mujeres que en los hombres.

  2. Aumento de la sed o sequedad en la boca

    La hiperglucemia conduce a un aumento de la producción de orina y a la necesidad de orinar con más frecuencia. La micción frecuente hace que pierdas mucho líquido y te deshidrates, por lo que para compensar esa pérdida, tu cuerpo da la señal de sed para que te rehidrates. Si estás bebiendo más seguido de lo habitual, eso podría ser una señal reveladora.

  3. Pérdida de peso inesperada

    Cuando tienes diabetes tipo 2, tus células no reciben suficiente glucosa, lo que puede causar que pierdas peso.

  4. Sientes hambre todo el tiempo

    Las personas con diabetes tipo 2 tienen resistencia a la insulina, lo que significa que el cuerpo no puede usar la insulina adecuadamente para ayudar a que la glucosa penetre en las células. En las personas con diabetes tipo 2, la insulina no funciona bien en los músculos, la grasa y otros tejidos, por lo que el páncreas (el órgano que produce la insulina) comienza a producir mucho más para tratar de compensar. Este nivel de insulina envía señales al cerebro de que tu cuerpo tiene hambre.

  5. Dolor y entumecimiento del pie

    Con el tiempo, una exposición prolongada a niveles altos de azúcar en sangre puede dañar los nervios en todo el cuerpo, lo que resulta en neuropatía diabética.

  6. Infecciones frecuentes y problemas de salud femeninos

    Debido a que tanto las levaduras como las bacterias se multiplican más rápidamente cuando los niveles de azúcar en sangre son elevados, las mujeres con diabetes en general tienen un mayor riesgo de problemas de salud femeninos, como infecciones bacterianas, infecciones por levaduras y candidiasis vaginal, especialmente cuando el azúcar en sangre no está bien controlado.

  7. La visión borrosa podría ser el resultado de cambios rápidos en el nivel de azúcar en la sangre

La visión borrosa ocurre cuando hay cambios rápidos en el nivel de azúcar en la sangre —de bajo a alto o de alto a bajo— y los músculos oculares aún no se han adaptado al cambio. La visión borrosa es uno de los signos de alerta temprana de la diabetes tipo 2. El cuerpo más tarde se adapta a los niveles de azúcar, y tu visión volverá a la normalidad.

Es importante que te cuides. Algunos adultos con diabetes tipo 2 son capaces de revertir el daño y disminuir su medicación simplemente perdiendo peso y controlando su consumo de azúcar.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.