Ir al contenido principal

La obesidad es una enfermedad, no un fracaso personal.

Índice de masa corporal. Calorías ingeridas. Millas caminadas. Cuando se trata de tu peso, hay muchos números por los que preocuparte. Pero estos no son los únicos números importantes en tu vida.

También están las horas que trabajas cada día. La cantidad de tiempo que pasas con tu familia. El dinero que cuesta poner comida en la mesa. Y no es culpa tuya si los números no siempre cuadran con lo que esperabas.

Si la dieta y el ejercicio no han proporcionado los resultados que necesitas, un procedimiento quirúrgico para la pérdida de peso puede ser la opción correcta para ayudarte a lograr la calidad de vida que te mereces.

Busca un médico para verificar si eres un buen candidato para la pérdida de peso quirúrgica. 

Encuentra un médico bariátrico hoy mismo

El efecto dominó en la pérdida de peso

La obesidad puede causar problemas mayores que el de llevar peso extra.  Puede estar directamente relacionada con una amplia variedad de afecciones de salud, desde cardiopatías y presión arterial alta, hasta depresión, infertilidad y osteoartritis. La pérdida de peso quirúrgica no solo puede ayudarte a bajar una cantidad significativa de peso, sino que también puede ayudarte a ser mucho más saludable. Una sola cirugía puede hacerte más feliz, más activo y posiblemente agregar años a tu vida.

Muchas opciones, un resultado

Todo el mundo tiene razones particulares para considerar la cirugía de pérdida de peso. Por eso hay una variedad de opciones de cirugía para que puedas elegir la que mejor se adapte a tu situación. Un procedimiento malabsortivo, como el bypass gástrico, en realidad cambia el funcionamiento de tu sistema digestivo, mientras que un procedimiento restrictivo, como la cirugía Lap-Band, simplemente reduce el tamaño de tu estómago para que te sientas satisfecho ingeriendo menor cantidad de alimentos.


La cirugía de pérdida de peso generalmente está diseñada para aquellos con un índice de masa corporal (IMC) igual o superior a 40, o igual o superior a 35 con comorbilidades graves. La banda gástrica ajustable laparoscópica también está aprobada por la FDA para la cirugía de pérdida de peso en personas con un IMC de 30 a 35 que tienen al menos una afección relacionada con la obesidad. La cirugía de pérdida de peso se considera segura, pero al igual que muchos tipos de cirugía, tiene riesgos. Consulta con tu médico sobre los riesgos y beneficios de la cirugía de pérdida de peso.

Servicios de cirugía bariátrica

Encontrar un cirujano bariátrico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?

Más artículos