Ir al contenido principal

La cirugía es solo el primer paso.

Someterse a una cirugía o completar el tratamiento para un ataque cardíaco, lesión o accidente cerebrovascular a menudo es solo el primer paso para volver a tu vida cotidiana. Estas experiencias pueden debilitar tus músculos y reducir tu movilidad. Sin embargo, puedes acelerar el proceso de recuperación siguiendo un programa de rehabilitación integral. Nuestro centro de rehabilitación para pacientes ambulatorios ofrece terapias para una amplia variedad de afecciones, que pueden ir desde la rehabilitación de un accidente cerebrovascular hasta la terapia para el dolor de cabeza/migraña. Con la atención personalizada de terapeutas profesionales, tu programa de rehabilitación personalizado puede ayudarte a tener una vida más saludable y feliz.

Inicia el camino hacia la recuperación.

El camino desde que sales de la cirugía hasta la sesión final con tu terapeuta puede tomarte meses. Pero es un camino hecho con los logros y momentos más importantes de tu recuperación, que te ayudarán a darte cuenta de lo lejos que has llegado. Un buen programa de rehabilitación es un constante desafío mental y físico en función de tu mejoría. Y nuestros experimentados terapeutas trabajan contigo día tras día y utilizan algunos de los equipos y técnicas más avanzados para que sigas tu camino hacia la recuperación.

“Brindamos entre 45 minutos y una hora de tratamiento individual a cada paciente. Ofrecemos horarios flexibles para citas durante todo el día, incluidos los sábados. Contamos con programas especializados, y toda nuestra terapia es proporcionada por terapeutas profesionales con licencia”, explica Liliana Cabal, directora del Departamento de Rehabilitación. “Ofrecemos atención personalizada, y los pacientes pueden ser remitidos directamente al Departamento de Rehabilitación para comenzar inmediatamente la terapia”.

Servicios de fisioterapia

Terapia para la migraña

Las migrañas incapacitaron a Judy casi todos los días, durante más de 20 años. Las tareas más simples, como leer o conducir, se volvieron demasiado difíciles, y tenía pocas esperanzas de disfrutar una vida cotidiana normal. Las innumerables visitas a especialistas, neurólogos y acupunturistas no la aliviaron mucho.

Lee nuestras historias de éxito

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?