Ir al contenido principal

Terapia ocupacional

Cuando cuesta hacer las cosas más simples

Después de una cirugía o trauma, las tareas que alguna vez consideraste las más fáciles de hacer pueden parecerte abrumadoras. Más allá de la frustración de no poder vivir tu vida, también puedes sentirte impotente y derrotado, incluso cuando intentas enfocarte en el proceso de curación.

La buena noticia es que nuestros especialistas en rehabilitación pueden ayudarte a recuperar esas pequeñas habilidades que puedes haber perdido. Si después de un accidente automovilístico necesitas aprender a hablar de nuevo o simplemente necesitas un poco de ayuda con tus habilidades de escritura, lo podemos resolver. 

Antes de tu terapia

Las lesiones son siempre muy específicas, al igual que los planes para ayudarte en tu recuperación. El primer paso es una reunión con nuestros terapeutas para determinar el mejor camino para ti. Esto incluirá:

  • Evaluar tu situación física, desde el rango de movimiento hasta el equilibrio
  • Buscar déficits en tus actividades de la vida diaria (ADL)
  • Determinar si vas a necesitar algún aparato en tu vida diaria, como andadores, por ejemplo, y hacer las gestiones para conseguirlos.

Durante la terapia

La terapia es una combinación de ejercicios mentales y físicos. Estos pueden incluir:

  • Ejercicios para mejorar el habla y la escritura
  • Ejercicios más intensos para fortalecer y mejorar la movilidad
  • Ejercicios para ayudar con las tareas cotidianas, como alimentarse, vestirse y usar el baño
  • Ejercicios orientados a mejorar la memoria, la concentración, la resolución de problemas y la organización
  • Entrenamientos relacionados con tu trabajo diario, para que puedas incorporarte a tu empleo sin dificultad.

Después de la terapia

Después de trabajar para restaurar tu fuerza física y mental, tus terapeutas te proporcionarán apoyo emocional y orientación para que puedas retomar tu vida cotidiana.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?